plaza del puente en castelserás

La fuente del puente con la mujer del cántaro es uno de rincones de Castelserás más fotografiado. Se trata de una fuente-escultura realizada por el artista local Juan José Vaquero quien, inspirado en la tradición de las mujeres del pueblo, diseñó y realizó esta maravillosa escultura inaugurada en el año 1991. La pila de piedra sobre la que se asienta la escultura estaba destinada a ser deposito de aceite.

Entre los dos accesos a Castelserás por la carretera Alcañiz-Torrevelilla encontramos un espacio para el descanso de viajeros y vecinos. Se trata de un área de descanso construida en un tramo de antigua carretera en la que podemos contemplar un monolito de piedra en un espacio ajardinado, con sombras naturales y bancos para el descanso.

área de descanso Castelserás
ermita santa bárbara de castelserás es uno de los rincones de castelserás

Sin duda alguna la ermita de Castelserás es uno de los espacios preferidos por nuestros vecinos y visitantes para relajarse con la contemplación de las magníficas vistas del pueblo y del entorno que nos rodea. Hasta llegar a la cima del montículo en el que se encuentra la ermita existen bancos para el descanso y sombras naturales formadas por pinos centenarios.

Siguiendo el curso del río Guadalope podemos encontrar multitud de espacios naturales formados por rocas moldeadas por las aguas, en otra época bravas, del río Guadalope. Algunos de esos espacios, que tradicionalmente los vecinos de Castelserás hemos utilizado como zonas de baño en verano son las Ollas, la zona del pozo de los estudiantes o la zona del azud.

Rocas en río guadalope de Castelserás
puente sobre el río guadalope en Castelserás

Debajo del puente de piedra de Castelserás encontraréis rincones de Castelserás singulares en los que contemplar las vistas del río, de los peces o de la vegetación autóctona de nuestra zona. La ruta Loscos, que arranca desde este mismo lugar, os permitirá adentraros en el paseo del río y conocer las especies de flora específicas de nuestra tierra.

Castelserás tiene su propio rincón mágico. En torno a una espada clavada en la piedra, concretamente en la piedra milenaria junto al puente sobre el río Guadalope. Y en torno a ella se ha generado una curiosa tradición que no deja de recibir visitas: personas que buscan suerte o tienen un sueño que cumplir acuden a la espada de Castelserás en busca de la “magia”.

La espada de Castelserás
Rotonda de Castelserás

Castelserás rinde homenaje a la importancia del aceite en nuestra comarca a través de un monumento en la rotonda de acceso a la población: se trata de la maquinaria de la antigua fábrica de aceite, donada a la población por la familia Senante Llombart.